lunes, 4 de octubre de 2010

Las aventuras de los hermanos Buenavista. Capítulo 4: Una vieja leyendo ebria.

Yoni:
-Otra vez camino sin dirección,
acompañado por la inmensidad de una noche fría y gris.
Y la luna que llena el crepúsculo,
me baña en matices de nostalgia, al reflejar tu rostro.
Me siento tan triste y tan infeliz… ¡tan lleno de ansiedad!
No sé qué nos separó y com…
Elvelos:
-Yoóo-niíií… --toc, toc, toc-- yaáaa sal del baaáañoooo.
Mará:
-Ándale Yoni, ¿no ves que ya se anda se anda?
Yoni:
-Yo no veo nada. Además, qué afán de interrumpirle a uno hasta en el trono, en plena fabricación y tiradero de…
Elvelos:
-Este… prefiero no saberlo. Pero rápido, que ya me ando meando.
Yoni:
-Fíjate que ya terminé, solo que me inspiré y me agarré cantando. Pero ahí está, pues.
* Sale del baño visiblemente más delgado de como entró, fenómeno físico difícil de explicar.*
Mará:
-Qué bien, ahora ayúdame a desempacar y a acomodar nuestra ropa y demás pertenencias en este mugroso cuartucho… que ni departamento es.
Yoni:
-No seas quejumbrosa, está bien. Claro, solo tenemos dos camas individuales, y la cocina la tenemos en la recámara, además de no contar con sala ni comedor, pero lo importante es tener dónde vivir. Además, ¡mira! –se acerca a una ventana —tenemos una hermosa vista del oriente.
Mará:
-Ash Yoni, esa ventana da al pasillo del edificio.
Yoni:
-¿Ah, sí? Claro, claro, es que me norteé un poco, pero es la otra ventana, ¡mira! Podremos ver el amanecer.
Mará:
-Claro, lástima que esa ventana esté orientada al poniente…
Yoni:
-¿Lo ves? Podremos ver la puesta de…
Mará:
-¡Tampoco! El edificio de enfrente tapa la vista… ¡así que ya deja de decir tonterías y ayúdame a desempacar!
Yoni:
-¿Pero qué quieres desempacar? Tú no te preocupes, que desempaco mañana e instalo todo.
Mará:
-¿De verdad? ¿Pero como vas a saber cómo acomodar la ropa, y por colores?
Yoni:
-¿Ropa? Nooo mujer, si ahí no hay ropa. Solo está mi súper estereo Sony con sus bocinotas y sus boofers, y claro, la computadora de escritorio, que no podía faltar. Bueno, y en la bolsita de enfrente traigo mi iPod, aunque eso es más pequeño, no es necesario instalar…
Mará:
-¡Con razón estaba tan pesada! Pero, ¿y tu ropa? ¿Y la mía? ¿Y la de Elvelos?
Yoni:
-Pues la saqué, si no, no cabían mis cosas… Mará… qué vas a… ¡aaáaáaáaáyyyyyy!
* Lo toma de los cabellos mientras le atiza sendos pellizcos…*
Mará:
-¡Pero qué rayos te sucede! ¿Qué vamos a hacer ahora sin ropa? ¡Y seguramente también sacaste mis cosméticos, mi cepillo, la plancha y todo lo demás! ¿Verdad?
Yoni:
-Pus… y si te digo que sí, ¿qué me haces?
Mará:
-Esta noche hay funeral.
Yoni:
-Entonces, fíjate que se salieron solas. ¡Pero espera! No hay problema… mira, tú traes ropa puesta, y Elvelos trae su uniforme para la escuela, ¿qué más podemos pedir? Plancha podemos pedir prestada y el cepillo se puede comprar en una tienda…
Mará:
-Claro, ¿verdad? ¡Y usar esta ropa todos los días! ¿Eso es lo que dices? Además tú vienes en pijama.
Elvelos desde adentro del baño:
-Este… jejeje, tu pijamita morada…
Mará:
-Ash Elvelos, otra vez con eso. Es azul, pero ya es por demás que te lo diga.
Yoni:
-Bueno, pero yo no voy a salir de la casa, así que no habrá problema.
Mará:
-Es increíble… bueno, ya mañana veremos como solucionamos esto. Por lo pronto… --puf! — Ay no, ¡lo que nos faltaba!
Elvelos:
-Este... ¿pueden prender la luz por favor?
Mará:
-Se fue la luz… y este mugroso departamento está más oscuro que una boca de lobo.
Yoni:
-¿Cómo es una boca de lobo?
Mará:
-Cállate y mejor vamos a pedirle unas velas a Ifigenio.
* Salen ambos*
Elvelos:
-Este… ¿me van a dejar solo…? Oigan, aquí está muy oscuro… híjole, ya se fueron. Mejor salgo del baño, por si pasa algo no esté en esta posición tan desventajosa. Este… sí que está oscuro este lugar, y da miedo estando solo.
* En ese momento, empiezan a escucharse voces apagadas, como conversaciones, pero en un tono muy bajo. Al mismo tiempo, suenan lo que parecen ser gritos lejanos y gemidos intermitentes.*
Elvelos:
-¡Ay Dios! Esto no es divertido, niños… dejen de estar jugando.
* Pero los sonidos no cesan, y Elvelos comienza a ponerse nervioso, así que toma una sábana de una de las camas y se envuelve en ella, acurrucándose en un rincón del departamento: *

* * *

Mientras tanto, los dos muchachos llegan a donde Ifigenio para pedirle algunas velas.
Ifigenio:
-¿Se les ofrece algo, pequeños saltamontes?
Mará:
-¿Pero qué rayos le sucede a este payaso?
Yoni:
-Tranquila, deja que yo hable. Mire señor Iginefio…
Ifigenio:
-… ¡Mi nombre es I-fi-ge-nio!
Yoni:
-… sí, por eso. Es que se fue la luz en nuestro departamento, y veníamos a preguntarle si de casualidad no tendrá unas velitas que nos facilite. Yo no las requiero, pero ya ve que estos niños son bien escandalosos.
Ifigenio:
-Sí, por supuesto.
Mará:
-¿Está diciendo que sí somos escandalosos y exagerados? ¡So grosero!
Ifigenio:
-No, por Dios, no. Yo decía que sí tengo unas velas que puedo facilitarles. Mas sin en cambio, no voy a regalárselas, desde luego; tendrán qué pagarme por estos instrumentos de iluminación cerosa (es decir, que funcionan a base de cera, por si ustedes no entienden ese lenguaje). ¿Por qué? Pues porque todo cuesta en esta vida, y hay que pagar por los servicios. ¿Para qué? Precisamente para poder obtener estos servicios. ¿Y a quién hay que pagarle? Pues al que dé el servicio. ¿Y quién da el servicio? Pues en este caso soy yo.
Mará:
-Ash, esta gente… ¡tome! Me supongo que no nos cobrará más de eso por tres velas…
Ifigenio:
-No, está perfecto. Aquí las tiene --Yoni estira la mano para recibirlas --, Hey, ¡cuidado! ¡Deje mi nariz… caramba, mi ojo…! Chamaco pedante…
Mará:
-Mira mira Yoni, baja tus manitas, y deja que yo las agarre, ¿sí? Usted disculpe, es que no ve el pobre infeliz éste.
Yoni:
-Órale, infeliz el abuelo del señor Inigefio.
Ifigenio:
-¡Caramba! Con este muchacho insolentoso…
Mará:
-No haga caso. Gracias, y buenas noches. Ah, por cierto: ¿Cuándo cree que regrese la luz?
Ifigenio:
-Bueno, ya reporté el problema, pero me dijeron que la luz regresaría hasta mañana.
Mará:
-¿Hasta mañana?
Yoni:
-Ay Mará, pareces el eco. Claro que hasta mañana, ¿qué estás sorda?
Mará:
-¡Sí estoy gorda! ¿Pero y eso qué?
Yoni:
-Dije sorda, sooor-daaa. Y claro que la luz vuelve mañana, cuando salga el sol.
Mará:
-¡Me refiero a la luz eléctrica! Pero en fin, pasaremos la noche así, si no hay más remedio. Buenas noches.
Yoni:
-Hasta mañana, señor…
Ifigenio:
-… Sí sí, hasta mañana, ya no diga mi nombre por favor.
*Ambos suben a su departamento.*

*Al llegar, Mará trae encendida una de las velas que les diera el administrador sobre un pequeño plato de plástico, y debido a la luz de ésta, alcanza a ver a Elvelos acurrucado y temblando en un rincón del cuarto, completamente envuelto por la sábana.*
Mará:
-¿Pero qué te pasa Elvelos?
Elvelos:
-¡Ay…! Híjole, me asustaste.
Mará:
-Hombre ¿pero qué tienes?
Elvelos:
-Este… pus es que has de cuenta que allá afuera se oyen ruidos… como voces, y gritos… ¡creo que son fantasmas o algo así!
Mará:
-No seas sonzo, ya sabes que los fantasmas no existen. Además, claro que no se oye nada… --“¡aaáaaáaáaaáayyyyyyyy!”--.
Yoni:
-¡Carambolas!
Elvelos:
-¡Híjole!
Mará:
-A caray… ¿qué fue eso?
Elvelos, temblando de pies a cabeza:
-Has de cuenta que desde que se fueron ustedes se escucha eso, y se oye abrir y cerrar de puertas, y también de repente se oyen gritos pidiendo ayuda.
Yoni:
-¿Y si sí son fantasmas? ¿Demonios? ¿Vampiros? ¿Muer…?
Mará:
-¡Ya basta…!
Elvelos:
-¡Ay! Híjole, no grites, que me asustas.
Mará:
-Todos tranquilos ¿OK? Esos gritos no son ninguna de esas cosas, así que cálmense. Tal vez sean vecinos o niños jugando, o cualquier otra cosa.
Yoni:
-Fíjate que los gritos no suenan a niños, y además acuérdate que el señor Iginefio dijo que no había vecinos. Los únicos que hay son unos señores y pues los gritos suenan como de mujeres.
Mará:
-Pues sí, pero debe haber alguna explicación. Voy a preguntarle a…
Yoni y Elvelos:
-¡No! ¡no salgas…! ¡No me copies…!
Mará:
-Ash, ya basta.
Yoni:
-¿Y si es el Chotacabras?
Mará:
-Jajaja, ¿Qué es eso?
Yoni:
-No te rías, que es muy en serio. Leí algo sobre eso, e incluso la Biblia lo menciona. En otras traducciones lo llaman Lilith; y aparece en el libro de Isaías. Es algo así como un demonio… Cachoflas es el que sabe bien de esto.
Mará:
-Ya basta. Aquí lo único que ocurre es que hace mucho calor.
Yoni:
-Sí, lo sé. Analicé el asunto y llegué a la conclusión de que no podemos prender el ventilador, por la obvia razón de que: el aire apagaría las velas.
Mará:
-¡Ay Yoni! Pero qué inteligente eres.
Yoni:
-¿Verdad que sí?
Elvelos:
-Este… eres un sonzo. ¿Cómo pensabas prender el ventilador sin que haya electricidad?
Yoni:
-Ah… fíjate que no había pensado en eso. Entonces, de todas formas tenemos que aguantarnos el calor, porque al no haber luz… --¡aaáaaáayuúuuúuudaaáaaáaa! --¡Ay! Otra vez el Chotacabras.
Mará:
-¡Que no es el Chotacabras, Chupacabras o lo que sea! Y deja de ponernos más nerviosos.
Yoni:
-Tengo una idea: vamos a hablarle a Cachoflas para que nos diga bien eso que leí, él sí sabe.
* Toma su celular y marca el número del mencionado Cachoflas*
Yoni:
-¿Bueno? Mi hermanazo del alma. ¿Cómo le va…? ¡Qué bueno! ¿Y su mujercita, está bien también…? Perfecto. ¿Cómo van esos proyectos sobre escribir su libro…?
Mará:
-¿Te vas a poner a platicar, o le vas a preguntar lo que querías saber?
Yoni:
-Ah, lo siento: ¡Oiga! Fíjese que tenemos una duda. Fíjese que… --relata brevemente lo sucedido en aquellos momentos —entonces queremos saber sobre eso del Chotacabras, y qué tan probable es que sea eso lo que estamos oyendo.
Mará:
-¿Qué dice?
Yoni:
-Dice que eso es solo una vieja leyendo ebria.
Mará:
-¿Qué? ¿El Chotacabras es una mujer borracha…?
Yoni:
-...que lanzaba maldiciones contra todo el que pasaba por la tierra. ¿La tierra qué, mi amigo?
Mará:
-Mira, presta para acá ese celular, lo pondré en altavoz.
Cachoflas:
-¿Bueno? ¿Me oyen?
Mará:
-Sí, ahora escuchamos todos. ¿Qué rayos estás diciendo?
Cachoflas:
-Este sonzo que no entiende lo que le digo. ¡Dije que es una-vieja-leyenda-hebrea!
Yoni:
-Bueno, ¿y qué tal que era una vieja ebria leyendo la vieja leyenda hebrea?
Mará:
-¡Cállate! Continúa, Cachoflas. ¿Qué decías?
Cachoflas:
-Esa leyenda se derivó erróneamente por algunos rabinos a partir de una profecía de Isaías. Ésta fue una maldición para la tierra de los judíos, lanzada contra ellos por pasar más allá de la Ley de su Dios. Pero solo habla de animales salvajes que habitan en lugares inhóspitos. Entre ellos, cabras y aves carroñeras, entre las que está el chotacabras, del hebreo original "Lilith". No se trata de ningún demonio ni fantasmas que perduren hasta ahora.
Elvelos:
-Oooooh.
Yoni:
-Aaaaah. Ya veo.
Elvelos:
-¿Ya ves? ¡Es un milagro!
Yoni:
-¡Quiero decir que ya entiendo, ya capté!
Elvelos:
-Ah, ya se me hacía raro.
Cachoflas:
-De cualquier modo, creo que esos gritos y gemidos que escuchan, aunados a los alaridos pidiendo auxilio no son nada normales. Sobre todo si consideramos que casualmente se dan cuando la luz del edificio ha sido cortada.
Mará:
-¿Cortada? ¿Crees que fue intencional?
Cachoflas:
-No lo sé. Pero de cualquier forma voy para allá, este es un caso ideal para dar uso a mis habilidades detectivescas, refinadas tras años de leer las aventuras de mis héroes predilectos.

******

¿Qué será lo que sucede en este lúgubre edificio? ¿Serán verdaderamente cosas sobrenaturales? ¿Podrán Cachoflas y sus amigos Buenavista resolver el misterio?

10 comentarios:

FLOR dijo...

N-O-I-N-V-E-T-E-S-!!! IJOLE ACAVO DE LEER ESTA PARTE Y YA ESPERO LA SIGUIENTE ESTA MUY PERO MUY INTERESANTE AMIGUI QUE VA SOY TU FAN!!! YA TE DIJE YA PON EN PROYECTO LO DE EL LIBRO!!! SALUDITOS

Anónimo dijo...

jiji, muy bueno, como siempre, me suviste el animo de tanto reir, ji,

gracias espero a ver el proximo

besoss

kitry

Elly dijo...

Jajaja. Mira, en España también sabemos lo que es el chotacabras!!

http://www.youtube.com/watch?v=fEWMAK-QpCM

http://www.youtube.com/watch?v=_WAQ4Of1BR8&NR=1

De todas formas, la historia de los hermanos buenavista está comprovado que avanza bastante bien! Sin prisa pero sin pausa!
Verdaderamente, estoy interesada en saber si el chotacabras existe realmente...

Seguiré de cerca tu blog!!

Un saludo!!

Gracielawer dijo...

Uuy con esos ruidos ya hubiera salido corriendo.

Muy buena esta nueva entrega de los hermanos Buenavista, ya espero la siguiente!

Saludos.

Danielov dijo...

Claro, Cachoflas siempre salvará la situación. Veamos qué recursos porta en su cinturón utilitario...

Espero la siguiente parte.

Khristi dijo...

Y ya te crees por tantos comentarios en tan poco tiempo... sí, yo también me creería.

¿Y si los gritos son de alguien que se quedó atorado en el excusado con el puro susto cuando se fue la luz? ¿O si alguien se cayó en la regadera y se golpeó la cabeza? Y estos tres perdiendo el tiempo en viejas leyendo ebrias.

la MaLquEridA dijo...

Jajaja que buena onda. Estos relatos me hacen el día, te felicito.



Abrazo juertotote pa´ti.

JADYLAND dijo...

yo sabia que iban a pasar páramo, XD, super padre!!!

[ · Ghost Alchemist · ] dijo...

¡Hola!
Wow!, esta papísimo, jaja!, estas usando a mis primos para hacer tus historias xD, naaa, no te creas.

Va muy bien la historia, no te digo que sigas igual, mejor que sigas mejorando :)

Atte.
Alchemist :D

la MaLquEridA dijo...

Volví a leerte again. Se me olvidó decirte que me gusta mucho la canción ¨Aún¨ de Coda.


Saludines.