miércoles, 22 de septiembre de 2010

Las aventuras de los hermanos Buenavista. Capítulo 3: El cultoso, el galán y el desmayado.

El señor Ifigenio está visiblemente preocupado por el estado de Cachoflas, o más bien, por el continuo gotear de sangre sobre su suelo recién trapeado.

Ifigenio hablando para sí:
-¿Cómo se detiene una hemorragia? Bueno, he visto que les ponen algo muy apretado para que la sangre fluya menos; por lo tanto en este caso, puesto que la herida está en la cabeza, le amarraré una soga al cuello para que deje de sangrar. Pero como la cabeza de este hombre es algo grande, tengo que ponerle una cuerda bien apretada…
*Así pues se disponía a ponerle la susodicha soga, mientras Cachoflas yacía indefenso ante los procedimientos de tan “cultoso” hombre, que hasta de medicina parecía conocer.*
Ifigenio continuaba con su monólogo:
-Pero ahora que lo tengo amarrado y controlando la hemorragia, puedo notar que respira con dificulticia… ¿hará falta que le aplique la respiración boca a boca?
*Ya fuera porque Cachoflas escuchó el comentario de Ifigenio en su subconsciente, o porque la soga comenzaba a tener sus efectos en su cuerpo, pero empezó a convulsionarse.*
Ifigenio:
-Qué tal compañero, yo preocupado por su salud y por mi piso, y usted que me juega bromitas moviéndose de tan chistante manera. Si no está enfermoso, ¡levántese pues y deje de manchar mi piso!
*En ese instante entran los hermanos Buenavista, y dos de ellos se dan cuenta inmediatamente de lo que ocurre.*
Mará:
-¡Cachoflas!
Ifigenio:
-¡Usté lo será!
Yoni:
-Mará, ¿qué pasa? ¡Dime que me estreso!
Mará:
-¡Elvelos, Pronto, llama a una ambulancia!
Elvelos:
-Este… pues dame tu celular, pero pronto, que ya se está poniendo azul.
Mará:
-¡Morado, Elvelos, está morado...!

*Mará le lanza el celular y Elvelos, debido a su lentitud, no alcanza a atraparlo.*
Elvelos:
Híjole, a ver si no se descompuso. –Lo recoge del suelo y marca el número de emergencias-- ¿Bueno, sí? ¿Quién habla? –Una pausa-- ¿Que quién soy? Este… pos me llamo Elvelos. –Otra pausa. —No, no es broma… Pos es que… haga de cuenta que… sí, hay un herido. No, pos es que haga de cuenta que un muchacho se cayó, y pues se pegó en la cabeza, y como es muy grande pues sangra mucho… no, la cabeza es la grande.
Ifigenio:
-¡Pronto, pronto! ¿Que está manchando mi piso de sangre!
Mará:
-¿Eso es lo que le preocupa, por Dios? ¿No ve que Cachoflas se cayó al suelo y está muy grave? Incluso puede estarse muriendo en este momento, y usted pensando en su piso.
Yoni:
-Y tú peleándote con él…
Mará:
-¡Silencio!
Elvelos:
-¿La dirección? Pss no me la sé. –Voltea con Ifigenio y le dice —Dice la señora que quiere la dirección… ¿Que no es señora? Ah… dice que la señorita quiere la dirección. No, dice la señorita que quiere la dirección.
*Ifigenio le extiende la mano con un papelito que le entrega.*
Elvelos:
-A ver señorita, deje se la digo. Este… ¿la quiere con todo y número? –empieza a alejarse para escuchar mejor. —Es que no le entiendo a la letra…
*Se pierde en la distancia.-*


Yoni:
-¿Pero qué es lo que pasa?
Mará:
-¡Pues que Cachoflas se golpeó en la cabeza y está sangrando!
Yoni:
-¿Se va a morir?
Mará:
-¡Claro que no! Y no es mucho, solo que atrás hay una cortina de color rojo y pensaba que era sangre, pero no, solo es una pequeña herida, y el chichón que le va a quedar.
Ifigenio:
-Una protuberancia craneal en la parte anterior externa del cuero cabezudo… digo, hay que ser correctos al hablar, ¿no?
Mará:
-Ash, qué naco. --En ese momento, por fin Mará se da cuenta de la soga que tiene Cachoflas en el cuello. --¿Pero qué rayos es esto?
Ifigenio:
-Pues es para detener la hemorragia, ¿qué no ve?
Yoni:
-El que no veo soy yo…
Mará:
-¡Grandísimo animal!
Ifigenio:
-En efectivamente, este señor está muy grande y sangraba mucho.
Mará:
-Se lo digo a usted. ¿No ve que lo está ahogando?
*Yoni a tientas se acerca a donde Cachoflas, mientras su hermana sigue discutiendo con Ifigenio. Tropieza con Cachoflas, y cae de bruses sobre su estómago. Luego de batallar para encontrar su cuello, le desata la soga. Cachoflas, luego de unas cuantas convulsiones más, empieza a reaccionar y a respirar con dificultad.*
Cachoflas:
-Pero… ¿qué fue… qué fue lo que… me pasó? ¿Me desmayé… amorcito?
Yoni:
-¡Sáquese, que! Yo no soy su amorcito.
Cachoflas:
-Qué ojos tan bonitos tienes… amor.
Yoni:
-¡Qué nooooo! Mejor me quito, no vaya a querer besarme…
Cachoflas levantándose:
-¿Pero qué me pasó? Me siento sofocado, me duele la cabeza y tengo agruras.
Mará:
-Me supongo que el dolor en la cabeza es provocado por el trancazo que te metiste al caerte de esa banca. Lo sofocado es porque te pusieron una soga al cuello para detener la hemorragia, pero las agruras…
Cachoflas:
-¡Claro! Ya recuerdo: todo es culpa de este tipo… él me hizo pasar corajes y por eso tengo agruras, y seguro que fue él quien me puso la soga al cuello.
Ifigenio:
-Ifigenio Aldehuelas por favor, que no soy cualquier tipo.
Yoni:
-Jejeje, “Igifenio”.
Ifigenio:
-Ifigenio, no se confunda.
Cachoflas:
-Pues para mí es un cualquiera, y punto.
Mará:
-Ya, no estén peleándose que parecen señoritas. Y tú Yoni, no te burles del nombre del señor. Oigan, y por cierto, ¿dónde está Elvelos?
Yoni:
-Pues fíjate que tú lo mandaste a llamarle a la ambulancia.
Mará:
-Ya lo sé, pero ya tiene rato que se fue. La ambulancia ya debería estar aquí, aunque no la vayamos a requerir.
*Elvelos va entrando por la puerta, con su habitual paso calmoso.*
Mará:
-¿Qué pasó? ¿Llamaste a la ambulancia?
Elvelos:
-Pues… sí, ahí está afuera.
Mará:
-Bueno, pues diles que nos disculpen pero que ya no vamos a necesitarla. Cachoflas ya está bien.
Elvelos:
-Este… ahorita le digo. Es que estoy platicando con la paramédico.
Mará:
-¿Qué? No tienes vergüenza. ¿Ya andas ligándote a la de la ambulancia?
Elvelos:
-Este… no, ella fue la que se puso a platicar conmigo, y pos, ni modo de no hablarle.
Yoni:
-¿Y cómo es? Descríbemela.
Mará:
-Ash, Yoni, no inventes. ¿Pues qué estoy pintada o qué? Tú Elvelos, vete a decirle que ya no la necesitamos, ¡y deja de hacerte el galán!
Elvelos:
-Este… sí, pero es que, has de cuenta: ahorita yo noté que ya huelo feo, entonces vine a ponerme desodorante, y le dije que le tenía una sorpresa para que cerrara los ojos en lo que yo venía a echarme desodorante. Pero… has de cuenta que ahora ya no sé qué sorpresa darle.
Mará:
-Tengo una idea: ¿por qué no le dices que ya no la necesitamos y que además no te interesa intimar con ella? Seguro que se sorprenderá.
Yoni:
-¡Sí! Es buena idea. Cuando esté toda triste, entonces llego yo a consolarla. A mí sí me interesa…
Mará:
-Mira Yoni… es decir, date cuenta de esto: es probable que tú a ella no le intereses, porque a las mujeres rara vez les llama la atención un muchacho con un "grano de la verdad y la justicia" en la nariz.
Cachoflas:
-Dejen de impelir palabras peyorativas contra mi amigazo del alma, que él para mí es como Robin lo fue para Batman.
Ifigenio:
-No cabe duda que los metichiantes abundan…
Cachoflas:
-¿Qué dice, señor mío?
Ifigenio:
-¿Suyo? ¡Brincos diera!
Cachoflas:
-¡Déjeme decirle algo, meeen… cionado señor!
Mará:
-Ya basta, ¡carambas!
Elvelos:
-Este… pásame la mochila; esa, gorda.
Mará:
-¡Ash! ¡No me digas gorda! Ya sé que lo estoy pero… ¿por qué tienes qué estármelo diciendo? –Y rompe en llanto. —Ya estás igual que mi papá…
Enfermera a lo lejos:
-¿Elvelos? ¡Dónde estás! ¿Ya puedo abrir los ojos?
Elvelos:
-Este… ya tengo que ir con ella. Y yo estaba pidiendo la mochila más gorda, no te dije gorda, porque has de cuenta que no eres gorda, la mochila es la que está gorda, porque la llené mucho.
Mará:
-¡Deja de decir esa palabra!
Yoni:
-Toma tu mochila pues, y sácate de aquí.
Cachoflas:
-¡Cáspita! Que se hace tarde y yo tengo que regresar con mi mujercita. ¿Se les ofrece algo en que pueda ayudarles, muchachos? ¿Creen que van a estar bien con este mequetrefe?
Ifigenio:
-Utilice insultos que entienda, zopenco.
Cachoflas:
-No, porque así el insulto es doble: uno por lo que le dije, y el otro por ignorante.
Yoni:
-No VEO a dónde va a llevar esta discusión.
Cachoflas:
-Pos usted no ve nada.
Mará:
-Entonces, pongámosle fin: usted señor, dénos un departamento para mí y mis hermanos…
Yoni:
-El señor se llama Iginefio.
Ifigenio:
-¡Ifigenio, joven, Ifigenio!
Yoni:
-Pues no se ve tan joven, pero como sea.
Cachoflas:
-¿Y usted qué sabe cómo se ve el señor? Si carece de sus órganos visuales…
Mará:
-¿Otra vez? Dejen de decir disparates y arreglemos esto. ¿Tiene algún departamento desocupado, señor?
Ifigenio:
-Pues mire, tenemos diez departamentos, pero contando con el que se ocupó hoy en la mañana, solo nos quedan libres… nueve.
Mará:
-OK, solo necesitamos uno.
Ifigenio:
-Pues bien, muéstreme el dinero con el que me van a pagar la renta, y yo les muestro el departamento.
Cachoflas:
-¡Pero qué insolente!
Ifigenio:
-¿Cómo dice?
Mará:
-Yaaa, por favor, ¡no empiecen otra vez! Mire, este es el dinero, es lo que tenemos. ¿Cuánto nos va a cobrar?
Ifigenio:
-Bueno, por ser ustedes con esto es suficiente –arrebata el dinero--, ahora mismo los conduzco a su departamento.
Cachoflas:
-Ya va siendo hora de ir a cenar mis panecitos con mi mujercita, viendo la serie animada de Batman antes de dormir. Por lo tanto, los dejo. Si necesitan algo no tienen más que llamarme y acudiré en su auxilio, como todo buen Caballero Nocturno.

Se despide de sus amigos, y dándole la espalda a Ifigenio, sale tarareando su canción favorita. Mientras va de camino atisbando algún peligro en la oscuridad de la noche, medita:
-¿Cómo les irá a los Buenavista en su nuevo hogar? ¿Podrán sobrevivir por sí solos sin sus padres? ¿Es cognoscible el ser? He de mantenerme sintonizado la siguiente semana, a la misma Bati-hora, por el mismo Bati-canal...

11 comentarios:

Danielov dijo...

¿Pues que sí es Yoni muy femenino como para que Cachoflas lo confundiera con su mujer? Chaaale, qué pirado quedó el pobre con reverendo trancazo...

Espero a ver cómo les va en su nuevo departamento a los Buenavista.

Elly dijo...

Qué son las agruras exactamente??

Jejejeje Cachoflas... vaya elemento! Aunque sin duda, el que se lleva la palma es Ifigenio! Vaya ignorante el pobre!

Me está encantando la serie. Tiene esa clase de humor absurdo que hace falta para evadirse de todo.

Un saludo!! ^^

Khristi dijo...

Y yo leyendo esto en la oficina... van a decir que estoy loca por estar riéndome sola.

Gracielawer dijo...

ya somos 2 leyendo en la oficina!! jajajajaja...

En serio que esto me ha hecho reír como no te imaginas, ya hasta me ven raro.

...Iginefio.... jajajajajajajaja.. no paro de reír!!

Pith Zahot, El enemigo público dijo...

Muchas gracias por sus comentarios tan positivos, a un escritor le agrada complacer a sus lectores... (ash, bájale).

Danielov, lo interesante es que Cachoflas le vio bonitos los ojos a Yoni, cuando ni tiene...

Elli: Agruras es cuando hay un exceso de ásido gástrico en el estómago, y se siente como si regurgitáramos. En este caso, Cachoflas las siente por los corajes que pasa con el Ifigenio este.

Gracielawer y Cristy: Lo bueno es que hay mucho trabajo, verdad?¬¬ Pero no importa, el conferencista César Lozano dice que hay que reírse por lo menos una vez al día para conservar una buena salud, así que si las ven raro díganles que es por su salud, es como caminar una hora por las mañanas.¬¬

De nuevo, ¡Gracias a los que comentaron y los que faltan gracias de antemano!

JADYLAND dijo...

jajajajajajajajja....que risa, de verdad que Ifigenio es un personaje de lo mas especial en toda la serie.
Me morí de la risa con la llantarria de Mara por la palabra gorda, es que la mujer tiene un sensor de sensibilidad máxima que se activa cada vez que la palabra es pronunciada.
Esto a mi me huele a que los Buenavista van a pasar páramo, y ya me estoy riendo con el capitulo que ni siquiera a salido, XD

la MaLquEridA dijo...

Jajajjaja ¨has de cuenta¨ que me has atrapado con la historia de los Bunavista y ese Ifigenio.

Anónimo dijo...

jejeje siiis es para la risa, muy bueno, espero a ver en que sequira, en su nuevo hogar, y con ese ifigenio jejejeje,
espero a ver el proximo,

saluditoss bye

kitry

[ · Ghost Alchemist · ] dijo...

Juajajajaja
De lo mejor, Enemy, jum... pobre Cachoflas, pero fue lo más divertido!
" ¡se está poniendo azul!
No es cierto esta morado
y luego Yoni, qué pasa! que pasa!"

Aii! lo amé jajaja, sorry por mi pésima ortografía, es que estoy algo ocupada, el lunes ya tengo entrega de proyectos y no he hechp nada.

Atte.
G. Alchemist

--=Maverick=-- dijo...

jajaja muy chida la serie... creo que somos varios los que leemos tu blog en la oficina, xD

como que esos buenavista son proyecciones de algo o alguien no? jajaja o los describes con demasiado detalle

un saludote!

la señorita panque dijo...

jaja bueno solo a ifigenio se le pudo ocurrir detener el derrame ahoracandolo... :S jaja ya estoi de vuelta para seguirte leyendo ;)