viernes, 17 de septiembre de 2010

Las aventuras de los hermanos Buenavista. Capítulo 2: En busca de un hogar.

Cachoflas se encuentra sentado frente a la televisión disfrutando de unas frituras con salsa, las cuales se come con palillos de dientes (esto por una teoría extraña que él inventó), y tomando agua de guayaba.


Cachoflas hablando consigo mismo:
-Eso es, mi admiradísimo Batman, ¡aplícale la llave mortal que te hizo famoso en la serie animada de los noventas! O más bien, aplícale el combo que… ¡Atiza! Me está vibrando el cachete trasero izquierdo. ¿Será que se me está durmiendo de tanto estar sentado? –Se palpa el mencionado glúteo.—Ah, no: es mi dispositivo de telefonía móvil concebido con el fin de facilitarme la comunicación. Creo que recibí un mensaje; veamos de qué se trata.
*Al leerlo, inclina su cabeza hacia atrás, con visible dificultad para sostenerla, pone una cara de profundo asombro e indignación y pela los ojos.*
Cachoflas:
-¿Es posible? ¡Esto es inverosímil! ¡A quién rayos se le pudo haber ocurrido hacer semejante… ¿cómo decirlo? ¡Semejante barbajanería! Ah, claro: este mensaje lo escribió Yoni, ¡mira que escribir “avisar” con B… con B! 'Ora que nos veamos… bueno, que lo vea, se lo haré notar. Pero y a todo esto, ¿qué es lo que me quiere aVisar? –Lee el mensaje completo.-- ¡Santas Batinoticias! –Entonces, recuperándose de la sorpresa que le provoca el mensaje, grita-- ¡Hueso de mis huesos y carne de mi carne!
Ella a lo lejos:
-¿Qué pasa amor? ¡Estoy lavando! ¿Qué necesitas?
Cachoflas:
-¡Los Buenavista se salieron de su casa!
Ella:
-¡Pues qué bueno!, ¿no? ¡Ya les hacía falta salir a pasear un poco!
Cachoflas:
-¡Ay, fémina de mi vida, no me refiero a eso! ¡Quiero decir que los chamacos se escaparon de su casa y piensan vivir solos en un departamento!
Ella:
-¿De verdad?
Cachoflas:
-¡Sí! ¡Parece ser que estaban hartos de la vida que llevaban en su casa! ¡Ahorita regreso, compañera buena y fiel, voy a acompañarlos!
Ella acercándose:
-¿Qué dices? ¿tú también estás harto de tu vida y piensas dejarme? ¡Ingrato! ¡Desdichado! ¡Malagradecido! ¡Seguro que encontraste a alguien mejor! ¡Infeliz…!
Cachoflas:
-¡Tranquila, por todos los acertijos del profesor Edward Nygma! Solo digo que voy a acompañarlos para ver que puede ofrecérseles, y ver si les puedo auxiliar en algo.
Ella:
-Ah, ya lo sabía… Pero no tardes mucho porque ya te tengo la cena lista: son tus panecitos en forma de Batibúmerang que tanto te gustan.
Cachoflas:
-Ya vuelvo mujer, no me los perdería por nada. ¡A los Batitubos! Nara-nara-nara-nara-ná... ¡Batmaaan!


*Mientras tanto…*


Elvelos:
-Este… creo que nos perdimos, ¿no? Porque, has de cuenta: este poste yo ya lo había visto antes, porque, este… enfrente hay un espejo, y pss, yo me paré, a verme, por si, me había, despeinado.
Mará:
-Ya sé que nos perdimos, ¡con una fregada! Y todo por la culpa de Yoni.
Yoni:
-Fíjate que no es mi culpa, porque yo lo tenía perfectamente calculado. Según sabíamos, nos encontrábamos a 3 kilómetros hacia el norte de nuestro destino; por lo tanto, si mirábamos la posición del sol con respecto a nosotros, en lugar de ir por la avenida principal, podíamos cruzar más rápido por las callecitas del barrio de San Judas Iscariote, y fíjate, pasamos por la de Traidor, la calle 30, y por la calle Piezas de Plata. Tú ibas viendo el sol, así que todo estaba en orden. Pero claro, si Elvelos no fuera tan lento, tanto que hasta nos hizo perder dos horas en el camino, no nos hubiéramos confundido porque el sol cambió de posición.
Mará:
-¡Pero claro que es tu culpa! Y todo por hacerte caso y seguir tus “A-Ta-Jos”.
Yoni:
-Como sea, pensemos en soluciones y no en problemas. Yo opino que tomemos un taxi y le digamos la dirección del edificio de departamentos, para que él nos lleve directo a la puerta.
Mará pellizcándolo fuertemente en el brazo y enrojeciendo de coraje:
-¿Taxi? ¿Quieres pedir taxi? ¡Pero claro! Qué gran idea. ¡Lo haría si no hubieras utilizado el billete que traíamos para escribir un mugroso mensaje para Cachoflas y ponerlo en las patas de una paloma!
Yoni:
-¡Mi brazo, sonza! –Picándole las costillas para que lo soltara.—Fíjate que yo no sabía que traías el celular; así que la única forma de comunicarnos con él era por medio de una paloma mensajera.
Elvelos:
-Pero, has de cuenta, que hubiera sido mejor utilizar un teléfono público.
Yoni:
-¡Nunca se me hubiera ocurrido! Está visto que hasta los menos inteligentes tienen sus diarreas mentales de vez en cuando.
Elvelos:
-Este… creo que tengo sed. ¿Me, pasas... la botella?
Mará:
-Está vacía. Ahora no tenemos nada qué tomar, ¡por tu culpa! Si no hubieras tenido la brillante idea de escribir S.O.S. con lodo en la ventana de esa casa, ¡que además estaba deshabitada!
Elvelos:
-¿Quién sabe? A lo mejor alguien lo lee y nos rescata, porque, por ejemplo: has de cuenta que alguien va pasando, y al leerlo…
Mará:
-¡Ya, cállate! Mejor pensemos en como llegar al edificio.
Elvelos:
-Este… pues yo he estado viendo un edificio en todas las vueltas que hemos dado por aquí, pero tú dijiste que el edificio que buscamos es azul, y el edificio que yo he visto es morado.
Mará:
-¿Un edificio por aquí? ¿Dónde?
Elvelos:
-Lo tienes enfrente de tus narices.
Mará:
-No lo veo, acerquémonos más.
Yoni:
-Esta niña está más ciega que… ah no, yo estoy un poco más que ella.
Mará:
-Ash, es que no traigo mis lentes. Ah, ya lo vi. –Entonces repentinamente abraza a sus dos hermanos, solo que los brazos estaban ligeramente arriba, y los abrazó por el cuello a ambos-- ¡Ese es el edificio!
Elvelos:
-Aaaarrgg, pero dijiste que era azul.
Mará:
-Claro, ¡porque ese edificio, ES, AZUL! ¡AAÁAÁZUUÚUÚUUL! –Estrechándolos aún más entre sus brazos-- ¡Estuvimos dando vueltas por aquí y tú no te dabas cuenta de que el edificio es AAÁAZUUÚUL!
Elvelos:
-¡Ejem, aagg, ejem!Pues es que, has de cuenta que yo lo veo morado…
Yoni:
-No puede ser, gente incompetente. Fíjate que de haber sabido que iba a batallar tanto con ustedes, le hubiera dicho a mi mamá que nos trajera.
Mará:
-Deja de decir tonterías, y vamos a rentar nuestro departamento. ¡Al fin!

Cachoflas llegando al edificio:
-Qué extraño resulta todo esto. Si los chamacos quieren alejarse de su casa y vivir solos, independientes a los progenitores que los concibieron, ¿por qué rentarían un departamento en un edificio a tres cuadras de su antigua casa? Como sea, veamos si ya están instalados.
*Se acerca a la recepción y toca una campanilla, que en lugar de campanilla, solo hay una plaquita colgando de un hilito que dice: “No hay campanilla”, así que Cachoflas golpea la plaquita con un bolígrafo que había sobre el mostrador, y rompe ambas cosas.*
Ifigenio:
-¡Señor! Buenas noches, ¿en qué puedo servirle?
Cachoflas pensando:
-"¿Por qué me grita?" –Y luego se dirige a Ifigenio, quien aparece en fachas, despeinado, sudoroso y sucio de la cara —Quisiera preguntar por tres muchachos que iban a venir a rentarle un departamento.
Ifigenio:
-¿Rentarme un departamento? ¿Y yo para qué quiero rentar un departamento si ya tengo muchos aquí?
*Tratando de mantener la compostura, replica.*
Cachoflas:
-Me refiero a que ellos vendrían a alquilar un departamento para ellos, uno de los que usted tiene disponibles aquí.
Ifigenio:
-Ah, ¿ya ve que el español es más bonito cuando se habla correcta y españoladamente?
Cachoflas pensando:
-"¡Insolente…! ¿Quién es éste que pretende enseñarme como hablar el español, adverbiando de tan lamentable forma?" –Luego, respira profundo y responde al casero.—Como usted quiera. Entonces, ¿no han venido por aquí estos muchachos de los que le hablo? Son tres, una mujer joven, la mayor, y dos muchachitos poco más chicos que ella.
Ifigenio:
-No señor, nadie ha venido a rentar nada, excepto unos señores extraños en la mañana, pero solo dejaron el alquiler con anticipo de 3 meses, metieron unas maletas al departamento y se fueron.
Cachoflas:
-Qué caray, hace rato que recibí ese mensaje. Ya deberían estar aquí.
Ifigenio:
-Pues si quieren rentar un departamento sus amigos, puedo asegurarle que aquí estarán perfectamente bien. ¿Por qué? Pues porque este es un lugar bien limpio y ordenado. ¿Puedo asegurárselo? Por supuesto, estoy convencido de ello. ¿Cómo? Pues porque yo me encargo personalmente de la limpieza de este lugar, ¿no me ve cómo estoy? Claro, pues porque ando limpiando los departamentos, las cañerías, los pasillos. ¿Y quedan bien limpios? ¡Por supuesto! Yo me encargo de que todo el edificio quede preparadamente bien para los que deseen venir a vivir, y alquiladamente permanecer por el tiempo que deseen…
Cachoflas, interrumpiéndolo:
-Señor, señor; querrá usted decir “para que quede preparado y bien”, y “para los que deseen vivir por un alquiler correspondiente al tiempo que permanezcan”.
*El casero hace una mueca de disgusto, visiblemente incómodo por la corrección, así que prepara su réplica.*
Ifigenio:
-Claro, es lo mismo. Solamente que yo utilicé los verbos “preparadamente” y “alquiladamente”. Pero como usted lo dijo significa lo mismo.
Cachoflas:
-¡Santos Batimóviles! ¡Esos no son verbos, por el amor de Highfather!
Ifigenio:
-Mire señor, le voy a pedir de favor que no venga a tratar de enseñarme como hablar corregísticamente. Yo he leído mucho, y hasta pienso escribir un libro sobre la historia de nuestro pueblo, así que no hay quién me pueda enseñar nada, y menos alguien más jovenoso que yo.
Cachoflas:
-Ya, déjela de ese tamaño si no quiere que entre en crisis neurológica. Mejor voy a sentarme en esta banca a esperar a mis amigos, o mejor voy a llamarlos, porque ya me preocuparon…
Ifigenio:
-¡No, no se siente en esa…! --¡Crash, cataplum!-- …banca.
Cachoflas:
-Ay… ay… ay…
Ifigenio:
-¿Se encuentra bien? ¿Se golpeó muy fuertosamente?

Cachoflas no responde. Ha perdido el conocimiento, y con dos tipos sin conocimiento en esa recepción, seguramente ocurrirá algo desastroso.

11 comentarios:

Danielov dijo...

Jajaja, la introducción de Cachoflas como personaje no tiene desperdicio, de la misma manera que la de Ifigenio. Yo sí sería rebuen cuate del primero.

Ande, ¿qué le cuesta publicar sus entregas de forma continua? Así hasta gusto da comentarle.

Lo veo (y usted no, jojojo).

JADYLAND dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJA....me fascino. Estuvo divertido, pero tanta explicación de parte de cachoflas me tenia algo mareado.
Definitivamente el personaje es todo un "personaje", y válgase mi redundancia.
Me mato de la risa la forma tan especial de hablar de Ifigenio, el tipo usa unas palabritas que ha cualquiera sacarían de sus casillas.
Y sobretodo me encanto que la "buena vista" de los Buenavista entrara en acción esta vez, XD
Como dije antes, estoy ansioso por ver la continuación de tan divertido guion.

Rouge dijo...

Creo que conozco una familia que tiene algo de similar a tus personajes.

Gracielawer dijo...

Esos hermanos Buenavista deberán tenerse mucha paciencia e inventarse un codigo para entenderse.
Yo al igual que cachoflas me volvería loca con el vasto vocabulario de Ifigenio 0_o

Anónimo dijo...

jeje, muy buena, me rei mucho jiji, espero a ver lo q sigue,

saluditoosssss

kitry

AlmaHdez dijo...

jejeje que chido esta,me rei mucho ejejejej =D ya quiero leer rl otro capitulo,me encanto los panecitos en forma de Batibúmerang jejejeje me gustaria probarloss =D

Elly dijo...

Mmmmm... me gustó más la primera parte, quizás porque es un pelín más ridicula, pero el portero me ha hecho muchísima gracia y estoy deseando volver a leer las aventuras... a ver como se despierta Cachoflas.

Un saludo!!

Khristi dijo...

Pero me cayó bien gorda la gorda... digo la hermana. Vieja traumada.

la MaLquEridA dijo...

Jejeje has de cuenta que me reí mucho por las peripecias de estos hermanos.

Vengo a la siguiente entrega aunque llegue un poco tarde.


saludos.

[ · Ghost Alchemist · ] dijo...

Hola hola...
tarde pero siempre te comento (o al menos eso trato)
jajaja, esta pro tu historia!
la amé, me mató de risa y eso de batman con Cachoflas, wow fue sensación!

Atte.
G. Alchemist

la señorita panque dijo...

Jajaja tenias razon me encanto cachoflas y me sigue gustando la traumada xD
Por cierto quiero panecillos en forma de batibúmerang :(