martes, 11 de mayo de 2010

El estrés en el trabajo

Esta mañana, luego de levantarme como de costumbre a las tantas de la madrugada y de tomar mi nutritivo desayuno rico en grasas y productos animales, procedí a dirigirme hacia mi ordenador para instalarme como es mi costumbre, frente a mi monitor apagado (sí, apagado, ¿qué objeto tendría el prenderlo?), he recibido un correo bastante peculiar, y procedo a compartírselos textualmente:

“OOOssssshhhhhhh!!!!!!!
Me aguanto, te juro que me aguanto. Pero a veces es imposible no desesperarme cuando una de mis compañeritas no deja el teléfono un solo segundo del día. Que ya le habló a su mamá a ver si ya viene a vender su meeeeen…cionado mole, que si ya llegó, que camino va a tomar, que si le entregaron el lonche a su hija, que cómo le fue a la niña en la escuela, ¿no te entregaron tu lonche? Deja le llamó a mi mamá, papá, hermana, esposo y hasta vecina para informarles que el encargo de entregarle el lonche a su “nena” no fue hecho hasta que el abuelito fue a la escuela a asegurarse de eso…. Y ya dejando ese tema… EL CHISME DEL DÍA y una recopilación de los de la semana, criticar a dos que tres familiares, que hicieron esto, aquello, descripción completa de diálogos, expresiones faciales, ademanes… en tal caso yo haría así o asá. AAh! Y para rematar, repetirle tooooooda la misma historia a la jefa. Entonces llamarle de nuevo a la mamá: ¿ya llegates a la casa? ¿quién vino por ti? ¿cómo te fue? ¿cuánto vendites? (aunque ya sabe, puesto que bajó a verla mientras vendía), ¿cómo está mi hija? ¿ya comió? (el show del lonche no bastó?), etc., etc., etc.
Uuuffff!!!! Tres segundos después de por fin desocupar el teléfono, otra compañera lo toma y la historia se repite… Gracias a Dios que hoy no vino la más “querida” de todas ellas…
Weno, ya me siento mejor, gracias por escuchar. Que buena idea, mejor te lo voy a escribir que platicártelo por teléfono o al llegar… así me desahogo súper bien y no te sientes mal porque levante la voz debido a mi indignación (lo siento, pero te suele ocurrir).
Gracias, Bye.
Atte.***”

No tengo la más mínima idea de quién rayos proceda este enigmático correo. Pero, me alegró el día. Aún así, ando rastreando la identidad del remitente. Si tienen algunas ideas para identificarlo, háganmelas saber a la brevedad.

4 comentarios:

Danielov dijo...

Pues basándome en el "OOOsssshhhhh", el "weno" y la poca paciencia, yo tengo mis sospechas de alguien que lee este blog y que seguido comenta.

No emitiré juicios hasta poder hacer más averiguaciones. ¿Tendrá que ver con un gansito/ chocorrol?

Krstn dijo...

Me pregunto quién será???........

Ooooossshhhhh!!! Que flojera intentar adivinarlo, no tengo paciencia para esto.

Weno... ai me avisan quien jue.

Gansiiito...... Choco Rooooles....
Ambos!!!!!

~·...Paola...·~ dijo...

Hola...
Hum... de nuevo sorry por no pasar antes, ya no prondré excusas jajaja, en fin... hum... hablando de personas con estas característica de fiebre de teléfono yo conozco a una en especial jaja.

En fin...
Te quiero
Bye

Danielov dijo...

Canastos, creo que estoy a punto de averiguarlo. ¡Aaagh, no lo consigo!