jueves, 27 de mayo de 2010

¿Qué no ven que no veo?

Han dicho de este magnífico caballero, que no creen en su caballerosidad.
Han dicho de este eterno enamorado, que no creen en el amor que da.
Dicho han, que no creen en lo sincero de la autenticidad del veraz éste.
Por fin, han dicho incluso de este emprendedor capacitado, que no creen que tenga capacidad de emprender nada.

Sin embargo, nunca habían dicho hasta ahora de este destomatado cieguito, que no creyeran en la mencionada autenticidad de su ceguera.

Y no es que ponga su ceguera en la misma posición que sus demás cualidades, si no más bien, las conjunto con la intención de que se note que las demás características, son tan evidentes como la ceguera del individuo en cuestión (ese soy yo…), y que aunque son evidentes, no las ven… o sea ¡están viendo y no ven! Porque el que no ve, es como el que no mira... ¡y traten de refutármelo!

¿En qué puedo creer ahora? Es tanta la fuerza de la corriente de las creencias de la mayoría de la gente (y como que repetí mucho “de el”, “de la”…), que por momentos he llegado a contemplar imágenes.

¿Inverosímil? Es cierto, lo es, porque no he llegado a contemplar ni patatas fritas, porque como hasta ahora he sostenido y sin cansarme, soy eterna y oscuramente ciego.

Ah, pero no vayan ustedes a figurarse la figura de que me molesta que crean que no creen que yo sea ciego (en qué lío me he metido…). Al contrario, me rellena la boca y la barriga de risa semejantes creencias creídas por el creciente populacho de la muchedumbre en general (¿sigues con lo mismo? ¿pues qué no aprendes?).

En realidad, es incluso un halago para mi ego recientemente maltratado, porque así, puedo constatar en ojos de alguien más (en los míos es materialmente imposible) que me comporto como una persona auténticamente normal, aunque solo sea en apariencia.

Es más, esto me recuerda una experiencia demasiado curiosa y extravagante que tuve al realizar trámites para obtener un documento oficial en el que se certificaba y constataba el hecho de que yo fuera un discapacitado. Dicho documento, como es lógico, no era posible obtenerlo en otro lugar que no fuera en esas lúgubres y cavernosas cuevas oscuras y mohosas localizadas en las oficinas de los edificios de gobierno, en los que trabajan demonios tan horripilantes de los cuales ningún autor ha podido hacer una descripción exacta.

Mismo motivo por el cuál, sucedió lo incomprensible para mi limitado razonamiento. -Para poder iniciar el trámite de tu credencial de discapacitado –me dijo una secretaria que me coqueteó desde el principio a pesar de contar más o menos con 30 años de vida en la tierra- necesitamos primero una constancia médica donde constate el médico tu discapacidad. (Nótese que a pesar de ser una constancia, cabía la posibilidad de que no constatara nada, y por ello la aclaración de la… ¿señorita? A más de que a pesar de ser médica, corría el riesgo de no ser certificada por un médico como tal. Me imagino que esas fueron las razones de su rebuznancia… ¿o no?)

Así pues, con la boca que se negaba a cerrarse, acudí a los servicios médicos del mismo instituto a que un doctor me diera la dichosa constancia, donde dijera específicamente que yo era un discapacitado... ¡como si no fuera suficiente con levantarme los lentes y mostrar los oscuros hoyos negros que cubren las micas! (No tengo qué repetirles las frases iniciales del post, donde aclaro que estoy destomatado… ¿o sí?)

Con todo esto, no pretendo hacer sátira innecesaria de mi condición, porque creo que ya he hecho la suficiente según la circunstancia a lo largo de los escritos aquí. Pretendo, solamente, que quede claro y definidamente sostenido mi estado físico. ¿Con qué propósito? Solamente con el propósito de sumar una entrada más a este espacio, para que no pase demasiado tiempo sin que publique algo.

No, no me afecta como ya dije, en lo más mínimo que no me crean; lo que me afecta realmente es seguir siéndolo a pesar de que no me lo creen… ¡snif!

Y precisamente al respecto, si el planeta y sus leyes físicas, químicas y biológicas fueran regidas por las suposiciones o creencias populares, menudo lío sería nuestra vida.

Así pues, me despido de mi concurrencia con unos hermosos versos del afamado autor Calderón de la Barca, que vienen muy bien al caso, y que es bueno aclarar respecto a dicho autor que es famoso solo entre los que lo conocen… ¿cómo iba a ser si no?

Con cada vez que te veo
nueva admiración me das,
y cuanto te miro más,
aun más mirarte deseo.

13 comentarios:

Pecesita Voladora dijo...

ajajajajaja ¡Me encantas! oye, de verdad que pensaba que solo bromeabas con los posti comentarios en mi blog. Eres prooo! :D te sigo

ARI dijo...

ahhh ke karay mi amigo!!!
con esas constancias ke constatan y no sonstataran, entonces, ke harían ???

además, no se adorne tanto con eso de ke no le creen, recuerde ke yo fui de las primeras en dudar...

en fin, lo ke sile puedo decir mi amigo es ke asi pasa algunas veces, a mi una vez me sucedión, ke me disponía a hacer un examen para entra a un curso de inglés, y el punto es ke tenia ke llevar mi credencial para "constatar" (usemos palabras sabias) ke era yo la ke tenia ke hacer el examen. pues bien, lleve mi credencial de estudiante y cuando la mostré, ¿cuál sería mi sorpresa? que me dice la encargada ke no era yo la de la foto, ke si no traía otra credencial en la ke me pareciera más...
total ek sake la de estudiante, la de elector, la de la prepa (imagínese a ke grado llegué) hasta le mstre las fotos de mi celular, y todo para ke me dijeran, pues no te pareces pero pasate ya va a comenzar el examen ...

asi ek mi amigo se lo cntradictorio ke parecen esas situaciones, pero pues la vida no puede ser mñas injusta y menos justa... asi ek le dejo mi comentario, perdon por no firmar, aunek si he pasado a chekar los post, le mando saludos, ya sabe ke se le estima .

Danielov dijo...

Y yo que siempre pensé que habías desarrollado un sistema de sonar metainvidente como... ash, ya usé mucho tal comparación, pero... bueno, como Daredevil.

Y es que nunca me acabé de explicar cómo es que de todos modos juegas (o jugabas) fútbol o andabas en bicicleta. Bueno, del fútbol la bolsa en que envolvías el balón de seguro ayudaba mucho...

¿Sí eran así tus artimañas con que te las ingeniabas? ¿Estoy inventando acaso?

Sigo en lo mismo: no le dé tantas vueltas a la redacción. Cada vez se parece más a su papá, jejeje.

Pith Zahot, El enemigo público dijo...

Mil gracias pecesita!! De ti he aprendido muchas cosas eeeh?

Tristes instituciones de gobierno, ahí ta que ni en las fotos nos parecemos entonces...

Y sí mi Danielov, esos mis métodos y reglas de juego en el futbol: la pelota debe estar total o parcialmente cubierta con una bolsa, con el fin de que haga ruidos al viajar por los aires, y en cuanto a la bicicleta, pues... tendrías qué hacerlo conmigo para que entiendas en qué consiste el trámite. Y aclaro, el que va conmigo en la bici, va en los diablitos de atrás, yo controlo el manubrio y pedales (aunque usted no lo crea). Ya les mostraré luego cómo juego al nintendo, sobre todo soy especialmente hábil en el juego de Smash brothers (creo que así se escribe).

FLOR dijo...

PUES APESAR DE TANTA EXPLICACION, AUN TENGO DUDA Y ESA TIENES QUE KITARMELA EHHHHH...Y ESQUE COMO TE HE DICHO UN MONTON DE VECES (PORQUE LA VERDAD NO RECUERDO CUANTAS) ME SORPRENDE LA MANERA TAN SINGULAR COMO PLATICAS LAS COSAS QUE ME HACES QUE PIENSE EN NO SE QUE. PERO BUENO HABRA QUE PONERTE A PRUEBA PORQUE AHORA YA NO SE SABE QUE ESPERAR DEL MUNDO(JEJE ES BROMA) BUENO PUES ESPERO QUE CUANDO ANTES ME SAQUES DE LA DUDA PORQUE HASTA ME DA INMSOMNIO DE TANTO PENSAR... JEJE

BUENO PUES AVER SI ESCRIVES MAS SEGUIDO SALE. UN BESO

Señorita Morfina dijo...

Creo que como muchos, creía que sólo bromeabas, pero con este post tan claro como confuso, en lo personal, no me queda duda.

Es chido que a pesar de tu discapacidad, seas una persona bien independiente y con tanto optimismo, puedo decir que incluso posees más del que yo he logrado cosechar a lo largo de mis veintitrés años.

Un beso;

~· Ghost Alchemist ·~ dijo...

Hum...
Trilladas y enrredadas explicaciones jajaja, pero me gustan tus quejas... síguete quejando tan abiertamente pero no tan enrredada... agg sin dormir en fin si mis comen no tienen sentido es por falta de sueño. Se te quiere niño.

Bye

-DwK- dijo...

aggg que decir?
Bueno me puedes llamar ciega, puesto que no veo que tú no vez
por que aun que me abres tu mundo a tientas y tinieblas, yo prefiero sacar una linterna
por que simplemente prefiero la comodidad de mis creencias eh incredulidades,,,,
por que simplemente a veces no me convence lo que veo y lo que experimento
y sobre todo, por la culpable, mi incredulidad ya antes mencionada, incredulidad que ataca cada una de tus palabras

bueno, una ciega hablandole a un ciego
que bueno que ninguno de los dos es mudo, por que asi, de ninguna forma nos entenderiamos
bueno, aqui me paso con mi caminata rauda y veloz, ya que en una carrera interminable estoy!
pazate por mi blog, si puedes alentar su pazo y comentar un post
diablso un versillo hice, sin esfuersillo alguno

hasta la vista amigo ciego
hasta la obscurirdad detras de tus parpados cansados
hasta los sonidos producidos por tu computador lazarillo
atte: -DwK-

-DwK- dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
srx dijo...

a pesar del gran rollo que t echaste, me gustò mucho tu redacciòn. digo, como que ese mismo "enredo", segùn comentan algunos, le da su encanto al post.
muy bien, mi stimado. yo, por fin, me dì el tiempo de echarle un "vistazo" a su blog. ah! y me late la imagen de cabecera del blog. muy bien!

Novak dijo...

¿Cómo no te vamos a creer? Por ejemplo en mi blog te despediste con un... "nos vemos" ¬¬'

Krstn dijo...

Yo nunca dudé de tu ceguera. Digo, hace dos días estuvo más que claro cuando, gracias a un buen trancazo en la puerta del baño, tu nariz quedó bien torcida...

@|f0 dijo...

hablando de smash brother, mejor no hablemos que te pateo en un dos por tres....
hablando de gobierno, mejor no hablo que luego me censuran el post"si no tienes algo bueno que decir, mejor no digas nada"... por algo los politicos estan en un lugar muy "especial" en La Divina Comedia.

Ya hace hambre, me largo a comer...