miércoles, 31 de marzo de 2010

PENSAMIENTO LATERAL Y ACERTIJOS (SOLUCIONES)

Yo no sé si sea la edad, o las numerosas tareas que tengo que realizar a diario (Sarcasmo), pero he notado que últimamente se me van las cabras al monte a pastar, y eso que por lo regular no hay mucho de donde pastar en los montes. He estado tentado a tomar medidas más drásticas al respecto, más que solo poner un recordatorio en mi celular, o repetirme mentalmente varias veces lo que tengo que hacer para recordarlo, o incluso pedirle a alguien con buena memoria que me recuerde mis pendientes… más bien, debería amarrarme un hilito al dedo meñique ¿no creen?

Y ustedes dirán: “¿Y toda esta letanía para qué?”
Y yo les diré: “yo sabré lo que escribo, es mi blog ¿no?”
Y ustedes dirán: “¡muchacho majadero!”
Y yo les diré: si no les gusta, vayan a leer otro blog (pero me arrepentiré en cuanto lo diga, por que de por sí tengo pocos seguidores y corriéndolos…)”
Y ustedes dirán: “¡ajá! Esto se lo sacó de la familia peluche, cuando Adela Micha Conduce el programa Bigpeluche y pronuncia un diálogo parecido.”
Y yo les diré: “así es, está divertido ¿no?”
Y entonces nos reconciliaremos.

Pero, ¿qué iba a escribir? Ah, ya: la idea era publicar los resultados de los acertijos planteados hace algunos días. Y es que, como decía, se me había olvidado publicarlos.

Así que, si aún no los han leído o no los han tratado de resolver, y tienen ganas o curiosidad de hacerlos, dejen de leer esta entrada y busquen la que se llama “pensamiento lateral y acertijos” que se encuentra en las etiquetas “Críticas constructivas” o en “El mundo de hoy”.

Luego de leer dicha entrada y de resolver los acertijos a su juicio, entonces regresen a este y lean los resultados comparándolos con los suyos, y comprueven qué tan inteligentes son.

Luego dejen sus comentarios al respecto, porque, como dije el lunes, y ahora agravo mi amenaza: Al que entre, y no comente, le echo al perrito chihuahua tuerto del amigo Aquiles Jesús (y para los amigos Aquiles Jechu).

Así que, aquí están los resultados:

1. LO QUE DIJO EL REO: El reo dice: "Me vais a matar en la silla eléctrica". Y piensan los verdugos: si es verdad lo que ha dicho, no podemos matarlo en la silla eléctrica, puesto que esta forma de ejecución habíamos quedado en reservarla para el caso de que mintiera. Pero, por otra parte, si lo matamos en la horca, habrá mentido en su afirmación, así que tampoco podemos matarlo en la horca porque esta forma de matarlo era para el caso de que dijera la verdad.

2. LA MONEDA MAS PESADA DE TODA LA DOCENA: Jacinto separa las monedas en tres conjuntos de cuatro monedas cada uno. Coloca cuatro monedas en un plato y cuatro en el otro. Las otras cuatro monedas las deja sobre la mesa. Si los dos platos de la balanza se equilibran quiere decir que la moneda falsa es una de las cuatro de la mesa. En cambio si uno de los platos pesa mas que el otro, es éste el que tiene la falsa moneda. En la primera pesada, pues, averigua en cual de los tres conjuntos de cuatro monedas está la moneda falsa. La segunda pesada la hace colocando dos de esas cuatro monedas en uno de los platos y las otras dos monedas en el otro, con lo que logra averiguar en qué conjunto de solo dos monedas está la falsa. La última pesada, evidentemente, la hará colocando esas dos monedas una en cada plato. La que pese más es la falsa.

3. LAS PEINETAS DE LA FERIA: Si la tercera niña dijo "no, no puedo", se deduce ya que las dos niñas que estaban delante no tenían ambas peineta blanca, pues entonces hubiera deducido que la suya habría de ser roja, ya que solo hay dos blancas. Así que, una de tres, la primera era blanca y la segunda roja, o la primera era roja y la segunda blanca o las dos primeras eran rojas. Pero al preguntarle a la niña segunda dijo "yo tampoco puedo". Esto quiere decir que la primera, que es la única peineta que ve, no era blanca, porque entonces hubiera deducido que la suya era roja. Por tanto la primera de las tres niñas, al oír la segunda respuesta, supo ya que la peineta que llevaba sobre su cabeza era roja.

4. LAS ETIQUETAS: Supongamos que, por ejemplo, la primera caja tiene etiqueta de "bolígrafos", la segunda "grapas" y la tercera "lápices". Si el empleado abre, pongamos por caso, la primera caja, "bolígrafos" y ve que contiene grapas, ya sabe que la segunda, con la etiqueta "grapas", es la de los lápices y la tercera, con la etiqueta "lápices" es la de los bolígrafos, pues todas las etiquetas estaban erróneamente colocadas.

5. CON LOS RELOJES DE ARENA: Ponemos a vaciar simultáneamente los dos relojes de arena. Cuando se termine de vaciar el de 5 quedará tres minutos todavía al de 8. Le damos la vuelta al de 5 inmediatamente, con lo que cuando termine el de 8, es decir, cuando hayan pasado 8 minutos, habrán transcurrido tres en el de 5, por lo que, inmediatamente le damos la vuelta al de 5 para que termine dentro de tres minutos, que sumados a los 8 minutos medidos en el reloj de 8, son los 11 minutos que se pretendían medir.

6. REPARTIR LOS OCHO LITROS: El tonelero llenó la jarra de 3 e, inmediatamente, pasó su contenido a la jarra de 5. Luego volvió a llenar la jarra de 3 litros, con lo cual en la jarra de 8 ya solo quedaban dos litros. Empezó a añadir el contenido de la jarra de 3 al contenido de la jarra de 5, y le sobró exactamente un litro que quedó en la jarra de 3. Los cinco litros contenidos en la jarra de 5 los pasa a la jarra de 8, que contendrá ahora 7 litros, y el litro que permanece en la jarra de 3 lo pasa a la jarra de 5. Finalmente, desde los 7 litros de la jarra de 8 llena la jarra de 3 y añade su contenido a la jarra de 5, que como contenía un litro, ahora contendrá 4 litros, mientras en la jarra de 8 también quedan 4 litros.

7. LAS CANICAS: Juan tenía 5 y Raúl tenía 7.

8. EL BOCATA COMPARTIDO: Las 20 pesetas del fondo no hay que sumarlas, sino restarlas. No falta dinero, pues han pagado 270 pesetas menos 20, o, sea, 250 pesetas, por el bocata, y las otras 20 pesetas quedaron en el fondo.

9. PROBLEMA DEL PASO DEL RÍO: Debe pasar primero a la cabra y dejarla en la otra orilla. A continuación, volver a por el lobo y dejarlo también en la otra orilla, pero regresando a buscar el arbusto volviendo a traerse a la cabra, para que el lobo no la mate. Dejará la cabra en la orilla inicial y se llevará al arbusto que dejará en la otra orilla junto al amigo lobo. No queda sino regresar a recoger de nuevo a la cabra.

10. LA CESTA DE LOS HUEVOS: 59 huevos


¿Cuántos lograron resolver correctamente?

Cumplido mi deber con mis lectores intelectuales, ahora estaré más tranquilo. Ya sé porqué no podía dormir durante estas semanas. Ojalá los disfruten.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya me había aburrido de esperar las respuestas correctas...

De todos modos resulta que no le atiné a ninguna. Creo que voy a llorar.

Cma

Ghost Alchemist dijo...

Muajaja... sabes... le atiné a la mayoría, súper!