martes, 6 de abril de 2010

SIN RESERVAS PARA LA III GUERRA MUNDIAL

¡Estoy arto!¿De qué? ¡De mí! Y es que, no me obedezco a mí mismo.

Cuando digo que mañana me voy a sentir bien, y que voy a traer un chorro de ganas de hacer cosas, divertidas y aburridas, pero que no me va a importar nada, y voy a tener el mejor de los optimismos que existen (si es que hay de esos aquí en el planeta), ¡nel! Amanezco con una flojera horrible, cansado, desanimado, deprimido, con sueño, sin hambre… y es que me podrán quitar todo, pero mi comida, mi música y mi cabeza ¡no!

Y luego digo: Hoy me duermo temprano, porque mañana me quiero levantar temprano. Pero, me acuesto. Luego, me pongo mi minicomponente en mis asquerosas orejas (bueno son unos audífonos pero son enormes, parecen vocinas de estéreo). Escucho 50 canciones de las 150 que trae mi ipod. Me los quito. Cuento borreguitos (y eso que sufro para contarlos, porque ni en mi cabeza los veo… tengo que andarlos persiguiendo). Me vuelvo a poner mis audífonos. Y luego me acuerdo de que tengo que cerrar los ojos para dormirme. Y ya cuando me dan las 3 o 4 de la mañana, me duermo.

Y viceversa: Cuando digo que me quiero quedar despierto, desvelarme, ver todas las películas de Pedro Infante que tiene mi papá, comiendo pan y tomando coca… Me dan las 12:00, y ya tengo sueño.

Y lo peor es que, cuando digo que me quiero deprimir horriblemente, y llorar y llorar, y quedarme en mi cama todo el día hasta que mis papás me pregunten tres veces qué tengo, y que luego se vayan enojados porque no confío en ellos, y sentirme la peor basura en la tierra ¿qué pasa? Exacto: amanezco súper feliz y nada me molesta. Me peyisco el puente entre mis fosas nasales para hacerme llorar y no sale nada más que mocos, pero no lloro.

Entonces, ¿de qué se trata? Hay veces que ya no quiero comer, y que quiero ponerme a dieta y dejar toda la comida chatarra incluída mi hermosa y adorada Coca, pero precisamente ese día, me muero de hambre y al final decido empezar luego.
Pero ayer, que no traía nada pero nada de ganas de comer, ni hambre traía, a mi hermana se le ocurre pedir pizza y traerme mi Coca frillita de la tienda (y eso que ni siquiera me pidió que la acompañara hasta la tienda que se encuentra en el lejano oeste). Así es que, comí bien poquito. Hasta sobró de las dos pizzas familiares que compran, mucho para la cena (y es que nunca duran cuando yo ando en mis buenos momentos).

¿Entonces? ¿Qué debo hacer? ¡Yasé! Voy a comprarme un control universal, de esos que sirven para todo a lo que le apuntes… igual y con eso puedo tener el control de mí mismo.

Fíjensen, y es que hasta cuando ando feliz y tengo ganas de escribir, se me va la inspiración y no surge nada interesante de mi cabeza, pero cuando no quiero escribir, y no traigo nada de ganas, es cuando mejor fluyen las ideas; por eso es que las últimas veces les han tocado entradas nefastas y ridículas… bueno, ni modo. Al fin que los seguidores son más fieles que los amigos y leen lo que tú les pongas.

Por cierto, ya tengo casi dos meses con esta cosa, y cada vez la amo más. Y se les agradece a todos los que tiran a la basura un cacho de su vida por leer mis sandeces.

Aguanten, pasó un ratón corriendo… dejen lo alcanzo.

Ya vine. Maldito ratón, se comió el cachito de queso que dejé en una esquina hace 2 años para tener algo que comer si venía la tercera guerra mundial, y ni así lo atrapé.

En fin. Ya me voy, porque ya me dio coraje. Desde hace rato que me estoy ordenando darme pena a mí mismo y nel, no siento nada. Tengo que llorar un rato, y es que, no hay a donde salir, creo que tenía más cosas qué hacer en la calle el tiempo en el que estaba de moda la influenza y que no te dejaban ir a ningún lado.

¡Ya! ¡Adiós!

5 comentarios:

Ghost Alchemist dijo...

¡Jajaja! No sé por què, pero amo tu sarcasmo, a mi me pasa igual, pero eso si nunca dejo fr comer y escuchar heavy metal. En fin... lo del ratón estuvo para morirse de risa y es que uff tienes ese nose què que no sé como logras atraer con tus escritos...
Bueno... ya me voy, tengo que castigarme por el 6.2 que saqué hoy xD
Besos :D

Danielov dijo...

¿No le digo, mi estimado? Usted se distrae con lo que sea...

¡Hey, ira ese perro! ¡Tiene la cola esponjosa! ¡Ja ja ja ja!

...

Bueno, that usually happens. De rato.

srx dijo...

Por fin me di a la tarea de revisar su blog... nuevas distracciones en mi vida... pero placenteras (jaja).
Gusto en saludarte. Y con respecto al insomnio... si: suele sucederme lo mismo que a ti. puedes optar por un vaso de leche tibia antes de dormir y no ser tan adicto a la coca... oh!, tal vez lo digo muy tarde... jeje. Màs saludos. Y leer tus posts... no significa que estè tirando mi tiempo a la basura.

Hago la invitaciòn a mi blog: srx-openmind.blogspot.com. Para que lo critiquen, comenten y demàs. Bye

Anónimo dijo...

Esa depresión tan "querida"... en fin, a todos nos pasa una vez en la vida.

De hecho creo que hoy me toca a mi, pues me doy cuenta que la pizza no cumplió su propósito de consentirte... me voy al rincón a llorar un rato.

Cma

-DwK- dijo...

perdon, esta es la segunda vez que escribo mi comentario jijiji...
diablos que decir, a mi me pasa igual, quisiera no llorar ( a veces) y no mostrarme divel en frente de als grandes multitudes(mi salón) pero que pasa?... no puedo
y termino sintiendo como una lagrima se desparrama por mi mejilla
miestrs que hay veces que quisiera saltar de alegria, correr por el gran pasto verde y hacer las cosas como se que puesdo, pero que pasa? termino callendome y llendo a la enfermeria por algun curita...
pero bueno seran cosas que me tocan a la mayoria
no siempre pasa lo qeu tanto anelamos, y nunca pasa exactamente como lo queremos
mi solucion: no esperar mucho...
yo cuando queiro algo, me hago una vaga idea, pero no da cda segundo del momento o del día, por que cuando las cosas no surgen así, ho sorpresa, nos estresamos, arrancamos el poco cabello que tengamos ( en caso de que estas descepciones ocurran seguido) y terminamos diciendo que la vida no sirve, que el mundo no los quiere, o que simeplemente el universo se congenio en nuestra contra...
que patetico...
ponerle excusas y nuesvos culpables a nuestros fallos

de cualqueir forma, creo qe ese mismo raton est5aba en mi casa el otro dia y se comio el pastel de queso que deje en la ventana...
caso resuelto...
jijiji
beuno me despido
no se si mis comentarios den al caso pero esta bien...
atte: -DwK-