martes, 27 de abril de 2010

El fuego en los besos de "el otro"

¡Lo que me faltaba! Ahora resulta que sufro un incendio en mi rostro, un rostro que antes era bello y atractivo, con sus acojinados cachetes, su barba de chino (es decir, "chi, no; chi, no"), su bigotito de Cantinflas, su naricita que sí resulta extraña a la vista, unos ojazos azules que prefiero ocultar bajo unas gafas de color oscuro para no alborotar a las féminas, y, sobre todo, mi invitante y provocativa boca.

Pero, precisamente, ahí es donde recide el problema: Resulta ser, mis devaluados lectores (¿Devaluados por qué? Bueno, no sé, se me ocurrió... no se esponjen) que el domingo por la mañana al salir el sol, yo me disponía a levantarme y arreglarme de la mejor manera para desempeñar mis múltiples actividades de fin de semana. Pero, al despojarme de las ropas de la cama y ponerme en pie, noté una molesta y dolorosa comezón en la parte derecha de mi labio inferior. Yo, como reacción instintiva e instantánea procedí a rascarme enérgicamente en la zona afectada, sin siquiera pensar a qué se podía deber. En fin, transcurrió el día sin novedad ni dificultad, hasta que, por la noche, seguía sufriendo del molesto intruso en mi carnoso labio. Por tanto, no tuve más opción que acudir a alguien más para que me explicara el por qué de mi problema, y, para mi más absoluta sorpresa, mis papás, mi hermana, y un amigo de la familia concordaron en que era “un fuego”. ¡Un maldito y asqueroso fuego! ¿Podéis creerlo?

Y es que mi molestia radica en que jamás me habían salido esas cosas en mi delicada y jugosa trompita. Pero claro, al indagar el por qué de la aparición de semejante protuberancia en la mencionada ubicación, llegamos a la conclusión de que sería calor subido, por el hecho de haber pisado al día anterior el suelo frío de mi habitación sin siquiera unos calcetines que resguardaran mis pezuñas del brusco cambio de temperatura.

Pero ahí no quedó la cosa. Los que saben de eso me dijeron que tuviera cuidado, que podía echarme limón, ponerme un hielo, y así por el estilo diversos remedios para esta afección. Pero sobre todo, me recalcaron qque no debía, bajo ninguna circunstancia, chuparme los labios por temor de que se propagaran.

Pues bien, obviamente yo seguí sus instrucciones al pie de la letra, y llevé a cabo todo lo necesario para no sufrir mayores complicaciones. Sin embargo, hoy amanezco, ¡y resulta que ya tengo otros dos malditos fuegos en pleno desarrollo! Uno en la parte derecha de mi labio superior, y otro en donde se juntan los dos labios por la parte izquierda de mi cavidad oral. A pesar de todas mis medidas tomadas, no sirvió de nada. ¡Incluso me unté Nixon para erradicarlos! (Si es para los fuegos, ¿no?)

Pero, a todo esto, ¿por qué rayos estoy publicando esta clase de asquerosidades? Ah sí, para que me aconsejen. Tengo la esperanza de que algunos de ustedes hayan pasado por esta experiencia y sepan como proceder para finiquitar este problema. O, de plano ¿iré al IMSS? Debe haber fuególogos ¿no?
Bueno, suceda lo que suceda, este galanazo no podrá besar apasionadamente a ninguna mujer por los próximos días hasta su franca recuperación.

*****

En fin, pasando a otros temas, ¿les ha tocado alguna vez ser “el otro”, el tercero, el amante, el furtivo visitante?

Bueno, a mí nunca me había sucedido, pero ya ocurrió hace ya algún tiempo, y debo decir que, aunque no apoyo dicho comportamiento de la fémina en cuestión, no es del todo desagradable. Y aunque yo no alimentaba ni las esperanzas, ni los deseos, ni los bajos instintos de la susodicha, ella era la que se sentía irremediablemente atraída hacia mí (Y no la culpo. Cof cof… es mi porte de hombre de verdad).

Pero, ¿por qué digo que no es desagradable? Bueno, es que tiene sus ventajas: no tienes que mantenerla; porque la ropa, los zapatos, los accesorios y el perfume que use para las citas contigo, no se los habrás comprado tú sino “el legítimo” (así me referiré a su novio oficial).

Además, tienes la oportunidad de verla únicamente cuando tengas ganas de tener directa relación con una mujer, y no es como tu novia, que tienes que estar para ella las 24 horas del día los 365 días del año (y si el año es bisnieto ¡ya te fregastesSsSs…! Sí se dice "bisnieto", ¿no?).

Además, por lo regular las mujeres que recurren a “el otro”, es porque tienen déficit de cariño y atención por parte del “legítimo”, y por lo tanto, cuando esté contigo, estará ansiosa de cariño y afecto.

Esas son solo algunas de las ventajas que se pueden mencionar, pero, aclaro: Bajo ningún concepto estoy de acuerdo –como dije antes—con este comportamiento. Y sí, este post sonó sumamente ególatra, egoísta, egotista, narcisista y –como dijo Federica Dávalos de Peluche— egópodo.

Nota: Aunque es cierto que pude haber sido el tercero en una relación, no acepté, y además, no crean que yo hice todo lo que expuse arriba. Lo aclaro por mi honor de caballero, y, damicelas, definitivamente jamás pensaría así de una mujer.

¡Hasta que las musas vinieron a visitarme! Lástima que tuvieran que posarse sobre mi boquita para inspirarme.

Bueno camaradas, me les voy. Ya es hora que tengo que ponerme mi pomada. Oigan y por cierto: yo no sabía que el nombre científico de los fuegos fuera “hemorroides”… Pero bueno, todos los días se aprende algo nuevo.
Con su hemorroide… perdón, con su permiso.

8 comentarios:

Danielov dijo...

Pues el nombre de tal especialidad más específicamente tendría que ser "pirólogo", digo yo, ¿o no?

Podría probar apuntándose un extintor base espuma en la cara y disparárselo. Si no le ayuda con los fuegos, al menos le sirve como crema de afeitar para erradicar su incipiente barba.

Mi estimado y nunca bien ponderado amigo, lo veo. Saludos.

~·...Paola...·~ dijo...

Esa idea es buena... jaja, pero hum... no tengo idea de qué aconsejarte para tu incendio... en cambio lo otro... ja ja qué malo en ver los "puntos buenos" de una relación así, pero en fin son cosas que pasan...

Jaja, bisnieto, buen chiste, aunque obviamente es bisiesto.

Me despido
Suerte con tu incendio
Chao

Krstn dijo...

A mí lo que me preocupa es el por qué de tu "calor subido". Lo digo sobre todo por tu segundo tema tan "curioso"...

Pero bueno, yo no puedo recomendarte nada para el fuegazo ese que traes, pues a mí nunca se me ha "subido el calor".

:P

@|f0 dijo...

segun yo se llama herpes, no hemorroides... porque si te salio una hemorroide en la boca, pos wacala, como que stas haciendo las necesidades humanas un tanto alrevez.... guac !

y la unica solucion es.... tomar mucha agua y permanecer en reposo por 1 año, sin moverte pa nadita

Anónimo dijo...

pues veras, como te explico... eso de andar de calenturiento, digo de calor subido, ps como que no va mi chavo, cuidese.
Danielov tiene razón, ezperimenta con un extintor, si tu fuego s muy grave, pues como la canción de Daniela Romo en sus buenos tiempos (si es que tuvo) no?

"que vengan los bomberos, que me estoy quemando..."

lo de el limón, no te lo aconsejo porque dicen que arde un chorro.
lo de nixon...mmm... pues cada kien prueba con lo que tiene no ???

jejejej pero bueno ahi te va lo que encontre:
El herpes labial o fuego es causado por el virus del herpes símplex usualmente del tipo 1, el cual se contagia por contacto como, por ejemplo, a través de un beso o mediante el uso de elementos contaminados como cuchillas de afeitar, toallas y otros artículos que se comparten.

Usualmente un brote de herpes labial pasa por cinco fases que son: Hormigueo, ampolla, drenaje, formación de costra, curación siendo la fase más contagiosa cuando la ampolla se revienta y drena el líquido.

Los primeros síntomas generalmente se presentan una o dos semanas después del contacto con la persona infectada. El virus puede permanecer es un estado de latencia y luego reaparecer. El tiempo que dura una ampolla labial es, en términos generales, de 6 a 12 días

REMEDIOS POPULARES
Remedio para el herpes labial #1: Aplicar hielo directamente o una bolsa plástica llena de hielo a la primera sensación de cosquilleo del herpes labial con el fin de reducir su inflamación.

Remedio para el herpes labial #2: Aplicar directamente en el fuego una infusión de té negro o dos bolsitas de té negro para calmar el ardor.

Remedio para el herpes labial #3: Limpiar diariamente la ampolla del herpes labial con la pulpa de un tomate y después aplicar aloe vera lo cual ayudará a secar el área afectada.

Remedio para el herpes labial #4: Empapar un pedazo de tela de algodón con hamamelis y aplicarvarias veces al día con el fin de resecar las llagas o erupciones. Evitar pasar estos paños por otras partes del cuerpo ya que podrían contagiarlas.

Remedio para el herpes labial #5: Empapar un pedazo de tela con una o dos cucharadas de aceite de ricino y luego aplicar sobre el área donde se ubica el herpes labial.

Remedio para el herpes labial #6: Colocar en el labio donde está ubicado la vesícula (ampolla) 2 gotas de aceite esencial del árbol del té cada 15 minutos. Este aceite es considerado un antiviral que impide que el virus se desarrolle y por lo tanto, los síntomas desaparecen en poco tiempo. (Remedio proveniente de la aromaterapia)

Remedio para el herpes labial #7 Extraer el jugo de un limón y aplicar unas cuantas gotas directamente sobre el dolorose brote. Realizar esta operación 3 veces al día.

Remedio para el herpes labial #8 Poner un poco de ceniza sobre el área afectada por el herpes labial.

Remedio para el herpes labial #9 Dejar en remojo un puñado de garbanzos en una taza de agua durante 12 horas. Después, empapar un algodón con esta agua y aplicar tres veces al día.

Remedio#10 deja de besarte con cualquiera jejejej

saludos brother
atte ile

laura vazquez dijo...

hola soy diana, -dwk-
ando en la secion de mi hermana, jijiji perdon por no pasarme en un trillon de años
lo que pasa es qe mi compu se descompuso desde el lunes pasado, y no he podid pasarme ni la nariz, ustedes si qe ponen entradas como kagan o incluso mas pronto
bueno no eh leido este capitulo, lo eh de decir es verdad, pero...
te prometo que cuando reparen mi pc, inmediatamente leo y posteo
solo tube time para postear esa miseria de entrada U.u
perdon me despido
sin time
compu prestada que nisiquiera me quieren prestar mucho qe digamos

fili dijo...

yo sabia que el nixon es pa las hemorroides, pero no por donde comoes, si no por donde descomes, pero como dijo el camarada de arriba, cada quien se lo pone donde mas le plasca. Y de lo otro, valla que te desconosco, pues creo yo que crees eso por que no te a tocado estar de el otro lado de la moneda, no quiero dcir que tyo alla vivido eso, pero tengo una opinion muy diferente.

Pith Zahot, El enemigo público dijo...

ash, cómo neta se vé que fili no sabe leer. Haber, te lo repito: que no estoy de acuerdo con eso saaaabe... era para reírse un rato.

nada mas eso, sigue comentando, aportas algo al blog y provocas discuciones divertidas mua ja ja ja